El cepillo de dientes

 

¿Hijito, quieres leche?
--¡No me llames hijito!... y menos cuando me ofreces leche. Es repugnante

 

 

 

¿Tienes algo más que decirme, hija mía? Por fin llego a una casa tranquila y decente

 

Bueno, sí .. lo tengo en la punta de la lengua.... A ver, ay, ya sé, ¡el gas licuado!  
Cinco actrices fabulosas

Volver a la lista de obras